Levantarse cansado, sufrir frecuentes dolores de cabeza, pasarse el día somnoliento o físicamente agotado es algo que sucede a muchas personas. Si encima esta persona ronca mucho, podría indicarnos que padece una enfermedad conocida como apnea del sueño. En España hay alrededor de dos millones de personas con este trastorno. Veremos los tratamientos y formaciones odontologicas profesionales para solucionarlo.

¿Qué es la apnea del sueño?

Apnea obstructiva del sueño

Apnea obstructiva del sueño

En la también conocida como enfermedad del sueño, el estado de la mandíbula y la boca del paciente tiene más repercusión de la que se podría pensar inicialmente. Es por ello que, muchas veces, es un tratamiento odontológico el adecuado para mejorar la calidad del sueño y la salud del paciente.

Para un diagnóstico de apnea, el médico de cabecera enviará a la persona a la unidad del sueño para ser analizada mientras duerme, pero un estudio maxilofacial también ayudará a descubrir las causas y determinar posibles soluciones al problema. El dentista debe estar preparado para dar respuesta a sus pacientes.

A continuación, explicaremos las causas síntomas y tratamiento de la apnea del sueño según la American Sleep Apnea Association.

Apnea obstructiva del sueño

Su nombre es apnea obstructiva del sueño (AOS). Afecta a la respiración durante el sueño, la cual se ve interrumpida, repercutiendo negativamente en la calidad del descanso. Pueden ser pausas totales o, a veces, simplemente la respiración se vuelve más lenta y superficial. La duración de estas pausas puede variar desde unos pocos segundos hasta varios minutos. Tras la pausa, la respiración regresa a la normalidad, a veces con un ronquido fuerte, o en ocasiones, la persona nota que se atraganta.

Hay pacientes que ven interrumpida su respiración más de 30 veces por hora cada noche. Cada vez que la respiración sufre una interrupción, el sueño pasa de ser profundo a liviano, lo que provoca que el descanso sea de muy mala calidad, pues las etapas del sueño no se respetan, sino que se interrumpen y se reinician. De ahí el cansancio permanente y la somnolencia.

La enfermedad del sueño es uno de los trastornos del sueño más frecuentes que existen, junto con el insomnio, el hipersomnio, la narcolepsia o el sonambulismo.

Muchos de los pacientes que acuden al consultorio dental, lo hacen debido a que padecen de este problema de apnea obstructiva del sueño, independientemente de que sufran de otras afecciones bucodentales más comunes, como caries o sensibilidad dental. El profesional debe estar preparado y formado para enfrentar las dudas de sus pacientes con apnea.

Apnea del sueño síntomas

Los principales síntomas de la apnea del sueño son el ronquido y la falta de aire. Quienes la sufren, son personas que roncan mucho. A menudo, habrá recibido quejas de sus compañeros de habitación por este motivo. Y es, sin duda, una alerta que debemos tener en cuenta para examinarnos, si sufrimos de ronquidos muy fuertes y, además, nos sentimos cansados y somnolientos siempre.

La apnea es una enfermedad crónica, que debe tratarse, porque de no hacerlo, puede desmejorar notablemente la calidad de vida de quienes la padecen y podría ser potencialmente peligrosa. Una apnea del sueño no tratada, aumenta el riesgo de sufrir problemas del corazón, ataques cardíacos, arritmias, derrame cerebral, e incluso obesidad.

El estado de somnolencia, también expone al paciente a sufrir accidentes, lo cual es especialmente peligroso si se conduce.

El profesional dentista, deberá realizar a sus pacientes una serie de preguntas para determinar si es posible que esté sufriendo de apnea del sueño, como cuando:

  • Se despierta cansado por las mañanas.
  • Está adormilado durante todo el día.
  • Tienen cambios de humor.
  • Tienen problemas de memoria u olvidan las cosas.
  • Se quedan dormidas viendo la televisión, leyendo o trabajando.
  • Tienen frecuentes dolores de cabeza.

La persona que duerma con el paciente, podrá contar que hay momentos en los cuales el ronquido se interrumpe, y regresa al cabo de varios minutos o segundos con un fuerte ronquido o resoplido.

Apnea del sueño en niños

Si la apnea del sueño en el adulto es un trastorno preocupante, la peligrosidad y los riesgos aumentan en el caso de que quien lo sufra sea un niño. En estos casos, la causa más común es que las vías respiratorias están obstruidas o se han estrechado.

La garganta del niño es demasiado estrecha para dejar pasar el aire, lo que hace que el flujo de aire quede bloqueado y no entre como es debido. Normalmente se debe a que existen adenoides o a que las amígdalas están agrandadas. Pero hay otras causas, como son:

  • Que la mandíbula sea muy pequeña.
  • La forma del paladar.
  • Una lengua muy voluminosa.
  • Músculos débiles, propio en niños con síndrome de Down o cuando tiene parálisis cerebral.
  • La obesidad.

Los síntomas de la apnea del sueño infantil son los mismos que en el adulto, pero hay que sumar otros indicios, como pueden ser:

  • El niño respira casi siempre por la boca.
  • Sueño inquieto.
  • Se despierta con frecuencia.
  • Sufre episodios de sonambulismo.
  • Se orina por la noche.
  • Se despierta sudado.

Como en el adulto, el paciente con apnea del sueño infantil, se sentirá adormilado y cansado durante el día, tendrá problemas de concentración y de humor y un comportamiento hiperactivo.

Hay que prestar especial atención a cuando un niño ronca. Pues podría estar avisándonos de que sufre algún tipo de patología. Sin embargo, no siempre que un niño ronca sufre apnea del sueño.

Apnea del sueño severa

La apnea del sueño severa puede causar incapacidad. Los síntomas antes descritos se agravan y aumenta el riesgo de sufrir una muerte súbita durante el sueño. Cuando la respiración se frena, se produce un descenso brusco de los niveles de oxígeno en sangre. El paciente, puede pasarse casi toda la noche, con niveles de oxígeno inferior a los valores necesarios.

Por otro lado, más del 40% de los pacientes que sufren apnea del sueño, padecen hipertensión. El riesgo de sufrir infartos y anginas de pecho es más elevado que en una persona que descansa bien y que tiene un sueño sin interrupciones.

Hay que ser conscientes de que la enfermedad es crónica, y que los peligros derivados de la misma van aumentando a medida que pasan los años y a la par que el enfermo va envejeciendo. También la obesidad es un factor que multiplica los riesgos. Por eso es importante adoptar medidas correctoras.

Apnea del sueño tratamiento odontológico

Tratamientos de ortopedia ortodóncica

Tratamientos de ortopedia ortodóncica

El Colegio de Dentistas de Santa Cruz de Tenerife, junto con otros profesionales eminentes del sector odontológico, indican que los profesionales de la salud bucodental tienen un papel relevante a la hora de diagnosticar y tratar a pacientes con apnea del sueño.

Hemos visto que la apnea se debe muchas veces a la obstrucción de la faringe, o a la existencia de impedimentos que bloquean el flujo de aire, como las amígdalas o nódulos. Pero hay ocasiones que la enfermedad del sueño es provocada por:

  • Defectos maxilofaciales.
  • La estructura de la mandíbula.
  • La boca.
  • El cráneo.

Un tratamiento habitual en la apnea es la colocación del dispositivo CPAP. Es un compresor de aire que se coloca con un tubo flexible y una mascarilla.

También existen otros tratamientos, como son la colocación de aparatos o dispositivos a medida que diseña el dentista. Suelen ser elaborados por los protésicos dentales para ayudar a respirar al paciente correctamente durante la noche.

Diversos tratamientos de ortopedia ortodóncica pueden ser útiles para casos de anomalías de crecimiento maxilar y mandibular, causas frecuentes de apneas, sobre todo infantiles.

Apnea del sueño tratamiento natural

Hay una serie de consejos que puede seguir el paciente con apnea del sueño para aliviar su problema, como son: dormir de lado y con la cabeza elevada. También es importante perder peso, dejar el tabaco, evitar el alcohol y no tomar cenas copiosas. Hay medicinas que pueden provocar o agravar la apnea.

Es posible, que a veces sea suficiente con la colocación de un dispositivo similar a un protector bucal, como remedio eficaz.

Cirugía apnea del sueño

Cuando los tratamientos naturales no alivian, es necesario recurrir a la cirugía. El procedimiento más habitual consiste en extirpar el tejido que está obstruyendo las vías respiratorias. Normalmente es en la zona del paladar blando, en las amígdalas o en la lengua. A veces hay una mala alineación de los huesos de la boca, nariz y el rostro que se corrige quirúrgicamente.

Formación para luchar contra apnea del sueño

Formación contra la apnea del sueño

Formación especializada. Combatir contra la apnea del sueño

Es fundamental que dentistas y protésicos dentales reciban la formación adecuada. Exactamente la que permite diagnosticar y tratar a este tipo de pacientes con las máximas garantías.

Existen posgrados específicos que mejorarán la cualificación del profesional.

En Athenea Dental Institute se prepara al odontólogo para que pueda:

  1. Diagnosticar, reconocer y aplicar los dispositivos intraorales.
  2. Conocer la interrelación entre los diferentes tratamientos de ortodoncia y el SAHOS.

Es la formación contra la apnea del sueño que un profesional del mundo dental necesita hoy en día. En particular si quiere ofrecer a sus pacientes la mejor atención y la mayor cobertura posible de sus problemas de salud relacionados con la zona bucodental y maxilofacial.

Además teniendo en cuenta que alrededor de un 40% de los pacientes que entran a la consulta del dentista, padecen de apnea.

Inscripciones Postgrado

Rellena este formulario para tener más detalles sobre nuestros cursos de Postgrado.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.