Un profesional de la profilaxis dental debe saber que es una técnica de unos 45 minutos de duración imprescindible para la salud bucodental.

Incluso con una óptima higiene dental, hay zonas de la boca que no se llegan nunca a limpiar bien. El odontólogo especializado en profilaxis debería realizarla al menos dos veces al año a sus pacientes.

Para dominar esta técnica y aumentar nuestras posibilidades de inserción laboral es básica una formación adecuada, por ejemplo en el uso de herramientas como el irrigador dental para realizar la limpieza de sarro.

cursos postgrado para asistentes e higienistas dentales

Salud bucodental

Existen cursos postgrado para asistentes e higienistas dentales, tanto presenciales como a distancia, que ofrecen la mejor formación. Ser un profesional de la profilaxis dental exige preparación y actualización de conocimientos. Porque el estudio y la mejora constante son básicos para el buen desempeño de un higienista dental.

“El que lee mucho y anda mucho, ve mucho y sabe mucho”.

Miguel de Cervantes.

¿Qué es la profilaxis dental y en qué consiste?

La profilaxis dental es la técnica destinada a limpiar la dentadura. Elimina las capas de sarro, placa bacteriana y manchas en los dientes. Su objetivo es mantener la higiene bucodental, prevenir y encontrar problemas de la dentadura. No es un blanqueamiento, aunque la mejora estética es muy clara.

Un buen comienzo es conocer la etimología de la palabra. Proviene del griego prophylaxis, cuyo significado es prevención. Está compuesta del prefijo pro(antes), seguida de phylax (guardián). El sufijo sis significa acción. La profilaxis dental se lleva a cabo por un odontólogo o un higienista dental, dos de las disciplinas más solicitadas en odontología.

Así, en su ejecución interviene el odontólogo o un higienista dental, aplicando técnicas de limpieza, pulido y desinfección. Hay instrumentos y sustancias específicas para la higiene adecuada de la dentadura y la boca.

Antes de comenzar el procedimiento es necesario revisar el historial clínico del paciente. El siguiente paso es la colocación del material de protección. Posteriormente, el especialista evalúa el nivel de riesgo de enfermedades orales y motiva al paciente para una adecuada higiene bucodental.

De esta manera, informar sobre el objetivo de la profilaxis al paciente es otra buena práctica que todo profesional debe llevar a cabo. Y a continuación se coloca la copa de goma en las superficies vestibulares y linguales y el cepillo para las superficies oclusales, dando paso al procedimiento en sí.

Pasos de una profilaxis dental

Aplicación de ultrasonidos

Consiste en eliminar el sarro concentrado en la dentadura, junto a las encías y entre los espacios ubicados entre cada diente.

Pulido del diente

Con este paso conseguimos una mejora del estado del esmalte dental, eliminando manchas. Se consigue un acabado óptimo, aunque no es un blanqueamiento.

Pulido del diente

Pasos de una profilaxis

Eliminación de la placa bacteriana

Elimina todo rastro de bacterias, lanzando un pequeño chorro de bicarbonato de sodio a presión sobre la dentadura.

Flúor

La aplicación de flúor a la dentadura da un acabado perfecto a este procedimiento. Aún así, este paso no se realiza en todos los casos.

No basta con saber, se debe también aplicar. No es suficiente querer, se debe también hacer”.

Goethe.

Tipos de profilaxis dental

Para conseguir empleo en el campo de la odontología, conocer bien la técnica de la profilaxis abre vías de inserción laboral.

Hay cuatro tipos principales de profilaxis dental. El especialista en odontología se encarga de determinar la más apropiada en cada caso. Sabrá las necesidades del paciente con un análisis del tejido alrededor de los dientes (periodontal) y comprobando el estado de los mismos.

profilaxis dental

Cómo ser un profesional de la profilaxis dental

De esta forma, los cuatro tipos son: sencilla, semiprofunda , profunda y de mantenimiento.

Limpieza sencilla

Es la que se lleva a cabo cada 6 meses. Denominada profilaxis o tartrectomía, se recomienda para dentaduras y encías sanas, en pacientes con higiene dental adecuada. Consiste en la eliminación de la placa dental, sarro y manchas.

Limpieza semiprofunda

El especialista procede a realizarla cuando el paciente no se ha sometido a una limpieza nunca o en varios años. Al procedimiento habitual de eliminación de placa, sarro y manchas, en este caso, se une tratamiento de raspado general.

Limpieza profunda

Está recomendada en casos de enfermedad periodontal o movilidad dental, bolsas periodontales, halitosis o sangrado de las encías. Otras denominaciones son raspado y alisado radicular. A veces requiere anestesia y revisiones constantes del paciente.

Tratamiento periodontal

Se lleva a cabo tras un tratamiento de raspados o limpieza profunda. Su finalidad es mantener la enfermedad periodontal estable. Requiere revisiones y controles de la mejora de dientes y encías.

Instrumentos para llevar a cabo la profilaxis dental

Instrumentos para llevar a cabo la profilaxis

Elementos de protección

Hay muchos tipos de instrumentos necesarios para llevar a cabo la profilaxis dental. Un buen profesional en este tipo de práctica debe conocer algunos de los siguientes:

  • Elementos de protección personal: Bata, gorro, mascarilla, guantes, protector ocular.
  • Elementos básicos para el paciente: Babero, eyector, algodones, servilletas, vasos.
  • Instrumental básico: Espejo, explorador, cucharilla, pinza algodonera.

Además de estas herramientas básicas, también intervienen otras como hilo dental, tanto encerado como sin encerar. El primero se utiliza más en caso de pacientes con más sarro, porque no se deshace tan fácilmente debido a su recubrimiento especial y grosor.

También es importante tener a mano compuestos bactericidas y antiinflamatorios, a la vez que medicinas que ayuden a reducir la placa. Se administran como enjuague bucal, gel dental o añadidos al dentífrico.

Técnicas en profilaxis dental

Las técnicas en profilaxis dental son, básicamente, dos: manual y ultrasónica.

  • Limpieza Manual: Se lleva a cabo mediante herramientas de acero inoxidable con diminutos cabezales para la limpieza de dientes y espacios interdentales.

Nuestro objetivo como dentista o higienista dental consiste en llegar, a través del raspado, a los puntos más recónditos de las piezas dentales y las zonas entre los dientes, para suprimir el sarro supra y subgingival, incluida la base de los dientes. A continuación se aplica una pasta profiláctica en la superficie de las encías.

  • Limpieza con ultrasonidos: Esta técnica se basa en la utilización de herramientas que se asemejan a un cepillo de dientes eléctrico. La clave está la vibración de un gancho metálico, que hace el proceso más rápido que en el caso de la limpieza manual. Se elimina el sarro y, al igual que en la técnica anterior, se aplica una pasta para pulido en la superficie de las encías.

Estos procedimientos no suelen extenderse más de media hora o 45 minutos, aunque su duración exacta depende del estado del paciente. En casos de mala salud bucodental podríamos necesitar más de una sesión.

En ambas técnicas se administra al paciente una solución para enjuague, para hacer visibles las áreas de acumulación de placa. Tras esta fase de revelado debe procederse al raspado, gracias al cual se eliminan las sustancias adheridas a los dientes. A la vez, es necesario actuar sobre el posible sangrado o salivado, mediante un aspirador bucal o gasa.

La profilaxis incluye también el pulido y limpieza con hilo dental. A ello se une la aplicación de flúor y revisión para una verificación de la idoneidad del trabajo.

Misión / valores del odontólogo alrededor de la profilaxis dental

Un trabajo bien hecho en el campo de la odontología debe guiarse por una misión, visión y valores claros.

La misión del profesional de la odontología consiste en ofrecer a sus pacientes soluciones para su salud bucodental. Y más concretamente, en el terreno de la profilaxis, la misión va encaminada a encontrar y prevenir cualquier tipo de anomalía que puede ir en detrimento de la salud e higiene bucodental del paciente.

El especialista contribuye a mejorar la calidad de vida del paciente, ofreciendo una atención óptima y un trato personalizado.

Priman valores como el servicio de calidad para los clientes, la responsabilidad al realizar el trabajo, la información y comunicación de todas las opciones posibles.

El odontólogo y el higienista dental buscan mejorar la sociedad y la salud general de los ciudadanos, como marcan los colegios oficiales que diseñan una serie de pautas a seguir en el buen desempeño profesional, de cumplimiento ético y profesional.

El regalo más grande que le puedes dar a los demás es el ejemplo de tu propia vida.

Bertolt Brecht

Ser ejemplo

Un profesional de la odontología debe dar ejemplo de buen desempeño. Además, mostrar comprensión hacia el paciente, asesorándole e informándole sobre los procedimientos y las opciones posibles. Debe conocer a la perfección las técnicas y herramientas, estar actualizado en los mismos y garantizar un trabajo que dé respuesta a las necesidades de los pacientes.

La Federación Dental Internacional (FDI) marca una serie de líneas de referencia en este sentido. Delimita su misión en cuatro áreas:

  • Capacidad de crecimiento.
  • Transferencia de conocimiento.
  • Educación continua.
  • Promoción de la salud bucodental.

Con ello busca hacer realidad su visión, que se basa en “liderar en el mundo una salud bucodental óptima”, con lo que coloca la salud bucodental como un eje de la salud general y el bienestar.

Por ello, todo aquel que quiera ser un buen profesional en el campo de la odontología, y especialmente un profesional de la profilaxis, debe concentrarse en la formación y la actualización constante.

Inscripciones Postgrado

Rellena este formulario para tener más detalles sobre nuestros cursos de Postgrado.
  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.